sábado, 27 de febrero de 2016

RENACER DE AZULES ( VERSOS CON ALMA 85 )




RENACER DE AZULES
(SONETO ASONANTE)




Me subyuga este renacer de azules

párvulo, transparente, que describe

notas de claridad en vuelo libre,

arrullando sentidos con perfume 



a locura. La lluvia, sensual, fluye

cual caricia de amante infiel, sensible, 

libando el corazón de aquel que vive

sin vivir en la oscuridad que obstruye 



la luz. Me hechiza  tanta desnudez

de la tierra, su pecho amamantando

 las flores, el calor del sol,  la brisa



que acaricia las frondas, la esbeltez

de las cumbres, la voz del mar, el canto

del colibrí, me subyuga...la vida.

sábado, 13 de febrero de 2016

CAMINO A LA ESPERANZA ( CUENTOS Y RELATOS BREVES 24)




CAMINO A LA ESPERANZA
 

Una sonrisa esperanzadora se perfiló en aquella mirada, en aquellos labios que durante tantos meses permanecieron hibernados en las cuevas del no vivir, del no creer, del no poder aferrarse al timón de su propia realidad plantándole cara a ese enemigo a quien debía ganar la batalla. Pero la claridad había llamado a su puerta; fue como un derroche de propósitos internos que se desnudaban al viento. Una liberación. Una comunión de luz.


Oscurecía, pero la noche dibujaba estrellas que iluminaban su  semblate. Ningún temor. Carlos caminaba a su lado, solícito, pendiente a cada momento de ella, de sus reacciones, sus gestos, sus palabras. María le cogió la mano con una fuerza inusual, como aferrándose a la vida. Para ella, Carlos era su timón, su aliento, su amigo, su amante, la razón de su existencia. Caminaron y caminaron sin prisas; el tiempo no era primordial. Algún viandante rezagado desperezaba sus resacas tumbado en los bancos del paseo marítimo. El sonido de las olas armonizaba con la tranquilidad que derrochaba su interior. Eran notas de Vals. Abrazó a su marido, él la beso con la ternura de quien ama sin límites. Una ráfaga de viento sembró aromas salinos en su piel. ¡qué caudal de sensaciones! el pensamiento, aliado con sus deseos, les condujo hacia la orilla del mar; descalzos, desnudos, desinhibidos, se adentraron en sus aguas buscándose por fuera y por dentro, extasiados en locura, viviendo el momento más pleno de sus vidas.


Estaba siendo duro, muy duro, y quedaba todavía un largo camino por recorrer, pero María ya no tenía miedo. Estaba ganando la batalla al cáncer. Nadie la iba a detener.

lunes, 1 de febrero de 2016

EL ALMA DE LAS HORAS ( VERSOS CON ALMA 84)

VISTA PANORÁMICA DE BENASQUE. ( PIRINEO ARAGONÉS)


EL ALMA DE LAS HORAS
( SONETO )


Quiso abrazar el alma de las horas

besar cada minuto de su tiempo,

atravesar la luz que vende sueños

para saborear gota tras gota



aquel presente infiel que sin demora

huye dejando huellas para el viento;

y se preguntó, preso en desaliento,

como perpetuarse entre las sombras



sin que la voz de su mañana sesgue

la esencia de un camino de certezas

y desdibuje albadas sin razones



aparentes. Después adormeció.

Quiso abrazar el alma de las horas,

besar cada minuto de su tiempo.