lunes, 4 de marzo de 2013

EL ABRAZO DE LA OSCURIDAD, EL SUEÑO DE LA ESPERANZA ( CUENTOS Y RELATOS BREVE 6 )





EL ABRAZO DE LA OSCURIDAD
EL SUEÑO DE LA ESPERANZA 


Como cada mañana, el pequeño poblado despertaba entre hedores amargos y desesperanza. Las chabolas enmohecidas y malolientes, cobijo de cuerpos alimentados con sangre empobrecida por las bacterias, extenuados, pálidos, fríos y bañados en sudor, iban quedando vacías como el alma de sus gentes, sin pasado ni futuro.

La tierra yacía exausta, hastiada, herida, sin lágrimas, igual que los ojos de aquellos pequeños que ya no podían llorar. Algunas charcas sitiadas por minúsculos voladores asesinos relucían a lo lejos, como si fueran oasis, en aquel desierto de la nada, de la decadencia, de la sinrazón. Entre montañas de basura y cloacas a cielo abierto los niños más fuertes entretenían su tiempo en juegos infantiles a la vez que sus endebles manos iban desmenuzando algún mendrugo de pan florecido para llevárselo a la boca con ansia incontenida. Los más indefensos, casi uterinos, succionaban los pechos vacíos y macilentos de aquellas madres de encorvadas espaldas y miradas perdidas que ya no tenían sueños; la guerra de la pobreza, de la frustración se los había arrebatado.

Abrazasteis la vida, pero la oscuridad os abrazó a vosotros y, aún así, pequeños de silenciado nombre, seguís soñando con un nuevo despertar portador de esperanza, de luz, de futuro.

Ante la pantalla del televisor y enfrentada a mi impotencia cerré los ojos y me puse a llorar por dentro. A mí todavía me sobran lágrimas. 

* Publicado en el número extraordinario de la revista  de literatura ALGA, con motivo de las XXI jornadas de paz y solidaridad en octubre de 2010 (Castelldefels, provincia de Barcelona)
*Objetivo de la revista: combatir el sida, la malaria y otras enfermedades.
  

46 comentarios:

  1. Tremendo texto-reportaje. Inmenso en su descripción absoluta y desgarrador por su cruda realidad.

    Sin más palabras que la solidaria impotencia y un dolor profundo por el mundo en que "vivimos"

    ABRAZO GRANDE, QUERIDA FINA.
    BENDICIONES..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Maritza, hay mucha injusticia en este mundo, pero la ha habido siempre, es una lacra, y me da pena decir que huele a irremediable. De todos modos no quiero poner el punto dramático en este comentario, porque se que también existe mucha bondad y grandes dosis de colaboración en este terreno y en cualquiera donde la necesidad apremia. POr eso el mundo sigue en pie.

      Un abrazo y gracias por tu gran aporte, amiga poeta

      Fina

      Eliminar
    2. Querida Fina, gracias por pasar nuevamente por mi espacio de letras...No sabía que habían problemas para comentar. Ojalá no te ( o les) afecte más porque sé lo engorroso que es, aparte de ser pérdida de tiempo para todos...

      Te abrazo desde aquí, con cariño y admiración.
      Que tengas una hermosa jornada!

      Eliminar
  2. Cuanta razón tienes amiga fina, te echado de menos por mi bog,
    Un abrazp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, José, sí, las injusticias nos rodean y a unos mucho más que a otros, lo peor es que siempre recaen en los más débiles.

      Te mando un abrazo y te visito

      Fina

      Eliminar
  3. Hay un mundo paralelo y no lejano, un mundo que se escapa de las manos, hay gentes que suspiran y reclaman y hay niños que quisieran un abrazo.
    (Diría muchas cosas, pero solo esto me sale ante tu escrito fina)
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo se, Rafael, ya lo se. Tú, y todos podríamos decir tantas cosas, pero cuantas veces pienso que serían necesarios hechos y mas hechos, porque las palabras son tan volátiles, amigo mío.

      Gracias por esas palabras, por estar ahí siempre con tu reflexión

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  4. Me siento avergonzada, realmene la vida me ha dado privilegios inmerecidos sólo por nacer en un luagar como mi país, y en una familia como la mía, totalmente al azar este privilegio.Lo cotidiano que se desliza como agua de un venero, a veces nos vuelve insensibles de nuestros privilegios , simplemente estar completos en cuerpo y alma, es un regalo sin más adjetivos el que gozamos en nuestra vida.El artículo que acabo de leer, me ha hecho reparar nuevamente en la vida marginada que llevan pueblos completos en el mundo. Un placer enriquecerme con esta entrada como siempre Fina.Gracias te abrazo.Felicitaciones a todos los que han creado este puente de comunicación y conciencia para la sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo está muy mal repartido, querida Leticia, y la balanza no se decanta porque sí, somos nosotros quienes la decantamos, nos guste o no que se nos diga. El altruismo, existe, y mucho, es cierto; gracias a él, a la generosidad de tantas y tantas personas que mediante organizaciones benéficas, aportaciones personales, etc.., consiguen mejorar la calidad de vida de muchas personas, la balanza no cae en picado, pero nunca es suficiente, por desgracia. Desde que el mundo es mundo las desigualdades han existido y seguirán existiendo nos duela o no, esa es la realidad.
      Un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  5. QUE TRISTE ESE MUNDO EN EL QUE MUCHOS HUMANOS TIENEN QUE PADECER TODO TIPO DE INJUSTICIAS, MALTRATO, POBREZA, CARENCIAS, Y NECESIDADES MATERIALES. CUANTA IMPOTENCIA!!! NO?. SOMOS PRIVILEGIADOS AUNQUE A VECES NOS QUEJEMOS Y NO NOS DEMOS CUENTA.
    UN BESITO FINA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, Luján, somos privilegiados, y lo dice una persona que procede de familia humilde y super orgullosa me siento de ella, por supuesto. Pero todos nosotros, tanto hayamos nacido en familia humilde o acomodada, hemos ido creciendo dignamente, con unos valores y sin las carencias que denigran a tantos seres humanos.

      Te mando un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  6. qué mundo ingrato, sobre todo con los más débiles
    conmueve, pero es así,
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Omar, conmueve, pero como tú dices, no nos queda más remedio que asimilar que es muy difícil, por no decir imposible, cambiar este mundo tan injusto.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  7. Cuando tu voz, se mete dentro de mí y sale no sólo de mi boca, sino que abre mi pecho, entonces mi esperanza por un mundo mejor y más solidario se refuerza.

    Un abrazo grande
    Me gusta tanto haberte encontrado, Fina.

    Rossana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rossana, que hermosas palabras me dedicas y tengo que agradecértelas por lo que de significado tienen.

      Reforcemos, pues, ese interior nuestro para que sea capaz , poco a poco, de atesorar mayor generosidad, esa que a veces nos falta, seamos sinceros. Hemos de pensar que las montañas nunca se conforman en un día, amiga Rossana.

      Un abrazo, querida poeta

      Fina

      Eliminar
  8. ¡¡¡Con las cosas que se podían cambiar y siempre están del mismo modo!!!
    La "Civilización" interesada y consumista es la que no quiere que ese Mundo prospere...No le sale a cuenta.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, tu sí que fuiste directo a la esencia de todo el problema. Realismo puro es esta reflexión que aportas, la cual te agradezco, amigo mío.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  9. Hola Fina !
    Sensibiliza e hiere esta antigua injusticia que LOS ofende y margina.

    Darles visibilidad es un hecho encomiable,que mucho valoro.

    Un abrazo solidario:
    Elsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elsa, tu lo has dicho, produce dolor ver esa degradación del ser humano, pero los del otro lado, NOSOTROS, los que nos creemos superiores; me escuece pronunciar tan siquiere esa palabra, ¿superiores?, ¿de qué?, ¿por qué?, nadie es más que nadie y sin embargo... Por otro lado,somos tan olvidadizos que deben pellizcarnos, de vez en cuando, para que no nos inmunicemos ante las miserias ajenas, porque somos nosotros, precisamente, quienes tenemos en nuestras manos dosis , aunque sean pequeñas, para curar parte de esa miseria ajena.

      Un abrazo y gracias por compartir, amiga Elsa

      Fina

      Eliminar
  10. Primera palabra con la que podía definir el poema: Concienzación.
    Bonita palabra pero vale lo que vale.
    La solución la tienen los gobiernos del mundo porque a fin de cuentas el mundo es la casa de todos.Pero todos vemos que van pasando los años y el drama sigue ahí muy cerquita fisicamente,pero tan lejos de nuestro nivel de vida!
    A muchos nos gustaría aportar lo poco que podemos pero, CÓMO?
    Y pregunto cosas prácticas que pidiéramos ver,casi palpar que se hizo algo efectivo.
    Muchas ayudas están influídas de lejos o de cerca por asociaciones unidas a la Iglesía y la verdad, yo no me fio nada de ellos y cada dia menos.
    Tampoco se trata de abrirles la puerta de tu casa por que, después qué?
    Esta recesión económica afecta terriblemente a los emigrantes.
    Yo me veo impotente para buscar soluciones.
    Al menos a tí te han inspirado, Fina,y eso es mucho.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ohma, este tema da para mucho. Si hemos de ser sinceros siempre se nos llena la boca de palabras generosas y las expulsamos al viento como si con ello ya nos quedase la conciencia tranquila, y a los políticos en particular. El tema es mucho más profundo y trascendente que todo eso. La sociedad somos todos y comulgamos demasiado con esa frase que dice algo así como:" que lo arreglen los demás", y al final, uno por el otro, la casa sin barrer. Tienes razón en ciertas cosas porque para que las injusticias, miserias que afectan al mal llamado tercer mundo pudiesen erradicarse por lo menos en gran medida, el sitema político y estamentos competentes deberían ser los primeros en ponerse de verdad a trabajar,que no digo que no lo hagan, pero o lo hacen mal o los resultados no se ven por parte alguna, así que por desgracia, son esos pequeños o grandes granitos de arena que las personas altruistas van sembrando día a día para paliar el problema. Y otra cosa que también tienes mucha razón, existe gran desconfianza a nivel del pueblo con tema de asociaciones, por todo lo que siempre se escucha, no siempre fundado, lo que implica que muchos se retraigan a la hora de ofreder ayuda desinteresada.

      En fin, Ohma, es un tema que da mucho de sí.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  11. DOLOROSAS IMÁGENES, TRASMITE ESTE TEXTO. MUY REFLEXIVO Y TRISTE. MUEVE FIBRAS. GRACIAS POR COMPARTIRLO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por compartir, amigo Reltih

      Un abrazo

      fina

      Eliminar
  12. Hola Fina:
    Sí, esta es la pobreza que no entiende de razas ni de banderas y ellos son los de siempre, los marginados y desheredados de la Tierra. Pero no miremos a otro lado, ni escondamos la cabeza como el avestruz, porque aquí todos tenemos en mayor o en menor medida nuestra responsabilidad para conseguir un mundo mejor para todas estas personas que también podrían ser cualquiera de nosotros.
    Y no olvidemos nunca que la desigualdad, la pobreza y la miseria ha existido siempre y no está tan lejos, la tenemos vigente hoy y muy cerca, si no por suerte en nuestros propios hogares, sí en más de uno de nuestros propios vecinos de al lado.

    Gracias por tu comentario y por visitarme amiga. Te envío un abrazo. Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Juan, no sólo existe la pobreza del llamado tercer mundo, no hay que ir muy lejos para darnos cuenta que cerca de nosotros también la padecen miles y miles de personas y, por desgracia, cada vez más. Agradezco tu aportación enriquecedora y te mando un abrazo.

      Fina

      Eliminar
  13. Enternecedor relato. Es una lástima que la realidad siga siendo en el siglo xxI peor que lo que cuenta tu precioso relato.
    Y mientras otros enriqueciéndose en OnGs fantasmas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, bienvenida a mi rinconcito poético, Carmen, y en segundo, agradecer tu opinión tan valiosa. De hecho, todas ellas me aportan mucho , lo cual valoro un montón.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  14. POR SUPUESTO QUERIDA FINA, NO TIENE NADA QUE VER SER DA FAMILIA HUMILDE O ACOMODADA, LO QUE IMPORTA SON LOS VALORES QUE SE HAN PERDIDO Y QUE NOS LLEGAN DESDE LA CUNA.
    UN BESITO AMIGA.
    DISFRUTA DE TU PRIMAVERA DESPUÉS DE TANTO FRIO.
    CARIÑOS ENORMES.

    ResponderEliminar
  15. la maravilla de lo que escribes emociona
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por por tus palabras, querida amiga, por compartir.

      Un beso también para tí.

      Eliminar
  16. HOLA FINA
    BUENAS NOCHES, PARA MI SON CASI LA 1 DE LA MADRUGADA. TÚ YA DEBES ESTAR EN TUS DULCES SUEÑOS.
    TE AVISO QUE PUBLIQUÉ TU POEMA EN GALATEA.
    ESPERO QUE TE GUSTE, CUALQUIER ERROR DE COPIADO ME AVISAS PORQUE NO LO COPIÉ (PERDON POR REPETIR) DIRECTO DE TU BLOG SINO QUE LO PASE EN UN CUADERNO Y DESPUÉS LO PUBLIQUÉ.

    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Es un triste relato, porque indigna, que aùn suceda estas situaciones en nuestro entorno.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, fus, es triste el relato, pero es la realidad. Gracias por compartir

      Te envio un abrazo

      Fina

      Eliminar
  18. Quiero en tu casa dejar un abrazo y abrazarme también a ti, Fina. Por eso vuelvo a este post.

    Gracias

    Ross

    ResponderEliminar
  19. FINA, HOY VENGO A DEJARTE UN GRAN ABRAZO Y A EXPRESAR MI AGRADECIMIENTO A LA VIDA POR ENCONTRAR EN NUESTRAS CONVERGENCIAS AMISTAD Y AFECTO, EN NUESTRO CASO LA ESCRITURA ES EL PUENTE DESDE TAN LEJOS. UN GRAN ABRAZO Y MI CARIÑO Y ADMIRACIÓN DE SIEMPRE. FELIZ DÍA, HOY Y SIEMPRE.

    ResponderEliminar
  20. Un gran texto de concienciación, y quiero destacar las dos úlimos líneas a modo de reflexión, por lo que de significativo tienen.
    Mi felicitación por la meritoria calidad literaria de su blog y por su cuidada y elegante presentación.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, se me hace extraño responder un comentario a alguien que no se da a conocer por su nombre, pero, en fín, de todos modos agradezco tus palabras de halago hacia mi blog y mi trabajo

      Un saludo

      Fina

      Eliminar
  21. Mi querida amiga FIna: Las lágrimas derramadas de la impotencia, surcan y dejan huellas. LO que más me duele es que esta hambruna está hecha de diseño por los cabrones de casi todos los mandatarios. Soy cristiana y pienso que estos JUDAS, en el FIN de sus acumulaciones se van a quedar huerfanos de misiricordia. Para todos ellos: que la justicia en sus últimos instantes de vida vean el video de sus inmundicias.
    Un abraciño y en lo que podamos debemos mitigar un poco el hambre de justicia y pan.
    Rosa María Milleiro
    http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo peor en este mundo por el que caminamos, lleno de injusticias, muchas de ellas deleznables, es la ceguera que las instituciones políticas y otros estamentos correspondientes demuestran hacia tales situaciones, porque las leyes, esas que ellos mismos promulgan y crean están para cumplirse y no se cumplen siendo ellos los primeros en pasarlas por alto. Existen tantos lugares donde los derechos humanos no tienen cabida, incomprensible a estas alturas del siglo XXI. Y nosotros, los que podemos, por lo menos, defendernos un poco, llevar una vida digna, nos sentimos impotentes viendo todo eso, y no hace falta ir muy lejos, seguramente que todos conocemos a alguien en situación límite. Y nosotros.., lamentablemente,como personas de ley, sólo tenemos la palabra para manifestarnos e intentar que se nos escuche, por nosotros mismos y, sobre todo, por quienes más lo necesitan, ya que nadie, vista la situación que estamos viviendo, nos sentimos libres de padecerla.

      Forte aperta, Rosa María

      Fina

      Eliminar
  22. Querida Fina: Con relación a los anonimos, yo tampoco los comprendo y la verdad no me gustan NADA, pero sabes que hay muchas personas que no tienen la libertad de gritar justicia por no dejer de ser sicarios de los potentes.
    Cuando se comenta en los blogs, es menester saber con la persona que se comparten sentimientos, lo oculto es algo que no tiene lógica.
    Un bico,
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
  23. Impresionante, Fina.
    Me gusta tu sensibilidad y creo que eres capaz de transmitir para que se extienda a otros.

    Un abrazo enorme.

    PD: Con tu permiso,lo comparto en facebook.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Laura, agradezco mucho tus palabras hacia mi trabajo. Igualmente, te mando un abrazo fuerte.

      Fina.

      P.D.
      Con respeto a lo otro, imagino que habrás leído el comentario que te dejé en tu blog

      Eliminar
  24. Un relato triste, por lo tremendamente real, querida amiga, pero magnífico y solidario al mismo tiempo. No podemos permitir que se nos acaben las lágrimas por estas impresionantes injusticias, hemos de seguir llorando y clamando por ellas, por la abolición del hambre y las enfermedades en los desheredados del mundo.

    Gracias, Fina, por tu sensibilidad ante el sufrimiento ajeno. Me uno a ti en el empeño, de que, al menos, NUNCA, estas cosas puedan serme indiferente.

    Un abrazo. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, a nosotros las lágrimas no se nos deben acabar, pero es que a "ELLOS" se les secaron, amiga mía.

      Un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  25. Un triste y enternecedor relato que en el siglo que estamos no debiera suceder. Cuando la desigualdad será desterrada, cuando gobernantes y todos en general nos concienciaremos que la responsabilidad es de todos…

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú crees que la desigualdad será desterrada algún día, querida Sneyder?. Yo creo que las injusticias han existido, existen y seguirán existiendo, por más que nos pese. También es cierto que las buenas personas abundan, y mucho, aunque no lo parezca, sino el mundo se resquebrajaría.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario en "De aquí a la luna y vuelta"