jueves, 29 de junio de 2017

AROMAS DE LIMÓN ( VERSOS CON ALMA 101 )





AROMAS DE LIMÓN



Te evaporas igual que lluvia entre las manos,
acicalas mi piel de sequedad;
este paisaje siente frío, y siente fuego,
fuerza y debilidad;
es un viajero que detiene el otoño con aromas de limón,
que araña los momentos de luz
para que sangre la corriente que se acerca al desierto
y humedezca la arena con lágrimas de color,
este paisaje es un viajero que delimita las sombras 
y esculpe en su periferia latidos
para no despertar al sueño del no retorno;
este paisaje está llorando vida.
 

viernes, 2 de junio de 2017

SONRISAS EN LA OSCURIDAD ( VERSOS CON ALMA 100)




SONRISAS EN LA OSCURIDAD
(soneto en asonante)

 
 Cruzó la calle oscura entre las sombras
para encontrar la luz que le cegó,
la penumbra agitó frío en temblor
y oyó su voz cual lanza tentadora.

El eco abrió montañas, vio la aurora.
La noche, al fín, acarició su yo;
gozo infinito fue ese instante en flor
mimetizado en la piel de su historia.

Se emborrachó de aliento, sol, de mar,
ahuyentó las tormentas, ahogó el llanto,
pintó sonrisas en la oscuridad.

Al fin la claridad pudo alcanzar,
sonreír a los sueños sin recato
con la premura de su pubertad.

lunes, 15 de mayo de 2017

NEGACIÓN ( VERSOS CON ALMA 99 )






NEGACIÓN


No es complejo escribir palabras y lanzarlas al aire,
no es complejo perderse en los días
sin hozar en la piel que cobija el dolor de su alma,
ni adormecer es dilema
cuando la música derrama notas sin papel ni pentagrama,
no, no es complejo navegar sobre superficies de inertes latidos 
que ahuyentan la lucha vistiendo nuestro yo de cobardes,
pero...¿acaso cerrar la ventana cuando la lluvia acecha 
alejará el huracán de ese mar invadido por lágrimas?,
¿acaso ignorar la raíz que germina en lo profundo
aísla esa luz presta a recordar que los veranos también sienten frío,
esa luz que escuece en la vida
pero da claridad a este hermoso paisaje.

No, nuestros ojos no viven cerrados, 
el mar que los habita no pernocta en desiertos de nadie. 




 

miércoles, 4 de enero de 2017

ENVIDIA SANA. MONÓLOGO Nº 2 ( CUENTOS Y RELATOS BREVES 27)




ENVIDIA SANA
(Monólogo nº 2)



Que opino de la expresión: "envidia sana"

Mi opinión personal es que no existe. Un estado emocional que se alimenta de negatividad no puede calificarse de envidia sana, por lo tanto su adjetivación queda fuera de contexto para mí. La envida es un demonio traicionero, invasivo, un pecado que ha desarrollado grandes raíces en la mente del ser humano, sobre todo, suele atacar a quienes adolecen de seguridad en sí mismos induciéndoles a llevar permanentemente una careta defensiva para esconder ante los demás sus propias carencias y su baja autoestima. El gran problema es que puede convertirse en un "sálvese quien pueda" y, en este caso, el duelo estaría servido: zancadillas, difamaciones, veneno de serpiente para anular al envidiado. Pienso que aceptar el triunfo ajeno es sumamente necesario para la salud mental y para ello es menester aleccionar a nuestra mente sobre la importancia de aprender a valorar nuestras propias cualidades encauzándolas por el camino correcto; pero uno se puede preguntar; ¿cúal es el camino correcto? No nos andemos con chiquitas que, como aventajados e inteligentes humanos, conocemos bien ese camino, otra cuestión es que decidamos poner una venda en los ojos y verlo todo desde una perspectiva opaca para despistar a la razón que, de primera mano, nunca se presenta demasiado generosa, pero, ¡ojo!, existe un arma de doble filo, esa veleidad traicionera que nos acompaña a menudo y que dibuja fachadas excelsas que nos cautivan; es entonces cuando hay que saber dilucidar lo vacuo de lo fundamental porque las veleidades acarrean excesivos peligros que sólo se ven al final del trayecto, cuando ya no hay vuelta atrás.