miércoles, 4 de enero de 2017

ENVIDIA SANA. MONÓLOGO Nº 2 ( CUENTOS Y RELATOS BREVES 27)




ENVIDIA SANA
(Monólogo nº 2)



Que opino de la expresión: "envidia sana"

Mi opinión personal es que no existe. Un estado emocional que se alimenta de negatividad no puede calificarse de envidia sana, por lo tanto su adjetivación queda fuera de contexto para mí. La envida es un demonio traicionero, invasivo, un pecado que ha desarrollado grandes raíces en la mente del ser humano, sobre todo, suele atacar a quienes adolecen de seguridad en sí mismos induciéndoles a llevar permanentemente una careta defensiva para esconder ante los demás sus propias carencias y su baja autoestima. El gran problema es que puede convertirse en un "sálvese quien pueda" y, en este caso, el duelo estaría servido: zancadillas, difamaciones, veneno de serpiente para anular al envidiado. Pienso que aceptar el triunfo ajeno es sumamente necesario para la salud mental y para ello es menester aleccionar a nuestra mente sobre la importancia de aprender a valorar nuestras propias cualidades encauzándolas por el camino correcto; pero uno se puede preguntar; ¿cúal es el camino correcto? No nos andemos con chiquitas que, como aventajados e inteligentes humanos, conocemos bien ese camino, otra cuestión es que decidamos poner una venda en los ojos y verlo todo desde una perspectiva opaca para despistar a la razón que, de primera mano, nunca se presenta demasiado generosa, pero, ¡ojo!, existe un arma de doble filo, esa veleidad traicionera que nos acompaña a menudo y que dibuja fachadas excelsas que nos cautivan; es entonces cuando hay que saber dilucidar lo vacuo de lo fundamental porque las veleidades acarrean excesivos peligros que sólo se ven al final del trayecto, cuando ya no hay vuelta atrás.
 

41 comentarios:

  1. La verdad es que no nos andamos con chiquitas, pero la "envidia sana", se dice y emplea muchas veces, aunque de verdad, la envidia, toda la envidia, no conozco que sea sana, pero bueno...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafael, bienvenido a mi rincón en este Nuevo Año. Esperemos que esos pecados capitales, como la envidia, mermen en todos.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  2. Excelente reflexión la tuya, querida fina. Estoy contigo: la envidia nunca puede ser sana, siempre será un sentimiento altamente tóxico y dañino, amiga.
    Lo sano es alegrarse de lo bueno que le ocurra a los demás.

    Felíz y venturoso Año Nuevo para ti y los tuyos. Un abrazo. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte, querida María. Espero y deseo que el inicio del Nuevo Año este siendo propício para ti.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  3. Me gusta como piensas el giro que le das a tu alma cuando escribes
    y es tan cierto detenernos en lo que no nos gusta y ponernos a pensar...
    Nada cambia pasan los dias los años
    y nos vemos mas arrugas
    y tratamos de no ser celosos o envidiosos.Y quizás lo consigamos.
    El escribir nuestro nos abre posibilidades
    que sin escribir no habríamos descubierto
    Me arrimo a vos
    en este intento de crear lo maravilloso
    limpiandonos el alma mientras nos leemos.Lo mejor muchachita para Vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir, siempre ayuda, Mucha, ayuda a ver nuestras propias carencias, tambien nuestras cualidades, nos ayuda a desintoxicar nuestro interior, en definitiva, y eso es siempre positivo.

      Un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  4. Siente envidia la gente que no sabe admirar a los demás por el simple hecho de que nadie los admira a ellos. Nuestros comportamientos, por desgracia, en demasiadas ocasiones, están exentos de toda racionalidad. Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El punto que has tocado en tu primer párrafo me parece sumamente interesante, jfb, EL QUE JAMÁS FUE ADMIRADO, REACCIO SERÁ SIEMPRE A ADMIRAR.
      Gracias por esta conclusión que me regalas

      Un abrazo
      Fina

      FELIZ AÑO NUEVO

      Eliminar
  5. Una vez me dijo un amigo que aquel que tiene envidia tiene un problema y que para el no existía ni la envidia sana...y es verdad.

    Feliz 2017.
    Con mis mejores deseos sin afan de envidiar y mucho que aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las personas inventamos frases de ese tipo, como lo de "envidia sana", para intentar justificarnos a nosotros mismos.

      Un abrazo y feliz año nuevo, Buscador

      Fina

      Eliminar
  6. Estoy contigo FINA, en esta reflexión en la cual el que cae en esa red del pecado capital mencionado, se anula a sí mismo, y pierde todas las perspectivas de ser útil y capaz de llegar a los demás cuando no ha llegado a sustanciar lo propio, ya que se mueve en coordenadas miméticas causticas y muy negativas para sí y en ningún momento válidas para ningún otro al carecer de autenticidad…
    Un fuerte abrazo, FELIZ AÑO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exhaustivo y acertado comentario el tuyo, Dionisio.Gracia spor el aporte

      Un abrazo y feliz Año Nuevo 2017

      Eliminar
  7. Gracias amiga Fina por tu comprensión, compañía y amistad.
    Que sabias son tus palabras, envidia, es aguijón que pica e infecta el alma, mejor estar lejos de semejante abejorro.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo preocupante es que ese "abejorro" que dices, merodea continuamente por las cercanías de todos.
      Un abrazo y FELIZ AÑO NUEVO, Ambar

      Fina

      Eliminar
  8. La envidia, por suerte, sólo afecta al envidioso, seguro que no es feliz, pero, en cantidad de ocasiones, el envidiado ni se entera.
    Cuando la envidia trasciende...pediremos ayuda para que nos libren del envidioso, son de temer.
    Me ha gustado tu enfoque.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante tu observación, Kasioles. ESA DE QUE EL ENVIDIADO NI SE ENTERA LA MAYORIA DE VECES. Tienes razón, y en parte eso no es del todo negativo, porque cuando se entera, significa que la envidia del envidiador, ha sobrepasado los límites.

      FELIZ AÑO NUEVO y un gran abrazo para ti

      Fina

      Eliminar
  9. Yo creo que la envidia sana no existe, digamos que es una forma sutil de envidiar...
    La envidia es insana, disfrasase como se disfrace...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así pienso yo, la envidia es insana, se mire por donde se mire.

      FELIZ AÑO NUEVO con un abrazo para ti

      Fina

      Eliminar
  10. Hola Fina.

    Muy buena la reflexión que haces, la envidia siempre trae problemas, es un sentimiento dañino.

    Mis mejores deseos para este año acabamos de comenzar.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte, Sneyder. De igual modo, mis mejores deseos para ti en este nuevo año.
      Un abrazo
      Fina

      Eliminar
  11. De acuerdo contigo. Lo sano es la admiración. No la envidia, ni disfrazada de sana.
    Sin embargo, a veces quien se siente envidiado, es que trae el ego crecido y la autoestima baja. No des cabida jamás a que te envidien... con humildad, neutraliza al envidioso.
    Te deseo mucho éxito personal en este año nuevito y salud. Que 2017 te mime inmensamente.
    Un abrazo de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen consejo, querida Sara. Lo mejor para ti también en este nuevo Año.
      Un abrazo
      Fina

      Eliminar
  12. Tienes razón, en que quizás no sea correcta esa frase. Pero, depende a quien se la digas, y como se lo digas, puede ser un elogio hacia esa persona -te admiro y valoro tanto, que me gustaría ser como tu-. Yo creo que es una frase positiva, por lo que la palabra "envidia" sobra; pero ahí está, y a buen entendedor, con......
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  13. Observación pertinente la tuya, Manuel. Yo no lo miré por esa vertiente, pero, ciertamente, lleva mucha razón tu punto de vista. Gracias
    Un abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
  14. La envidia -sentir tristeza, pena, dolor y pesar por el bien ajeno, siempre será un sentimiento negativo, cuanto mas, si se siente rencor o malos dceseos contra la persona envidiada. Entonces sería ya un sentimiento perverso.

    Somos tan complejos los humanos...

    Muchos besos, Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tú dices, María, dependiendo del grado en que afecte ese sentimiento negativo, puede convertirse en algo perverso y muy dañino, pudiendo incluso rozar lo enfermizo.
      Gracias por tu interesante aporte.

      Un beso y un abrazo

      Fina

      Eliminar
  15. me encanta como escribes hay mucho arte dentro de tu alma

    ResponderEliminar
  16. ¡Cuanto tiene que sufrir el envidioso! No quisiera verme en su lugar, mientras él sufre, el envidiado, en la mayoría de los casos, suele no enterarse.
    Peor me lo pones si la envidia acarrea falsos testimonios que pueden comprometer la reputación de la persona que es envidiada.
    Es un tema, el que tratas hoy en tu entrada, que se presta para un largo coloquio.
    ¡Dios nos libre de los envidiosos!
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo, gracias, querida Kasioles

      Te mando un abrazo

      Fina

      Eliminar
  17. A MÍ ME ALEGRA MUCHO QUE TÚ HAYAS ESCRITO ESTE POST.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi me alegra tu paso por mi rincón, ReltiH

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  18. Que bueno Fina, como me gusta leerte, mi felicitación, amiga.
    Gracias por tu apoyo y consuelo.
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras, Carmen
      Un abrazo grande
      Fina

      Eliminar
  19. Fina, estoy totalmente de acuerdo con tu entrada, la envidia sana no existe, la envidia siempre es envidia, incluso en algunos casos puede provocar la muerte del envidioso. conozco a una persona lena de envidia, que ha enfermado sin saber de que y continúa llena de envidia y odio, sabiendo que esto no lo curan unas pastillas, sino una interioración desde el alma y poder echar fuera esa envidia que la está matando.

    Cariños desde el corazón.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La envidia siempre actúa a modo de dardo envenenado, querida Ángeles. Es mejor alejarse de ella porque no aporta nada bueno.

      Un gran abrazo y que tengas lindo fin de semana

      Fina

      Eliminar
  20. pienso que la envidia sana son dos palabras feas juntas.aunque a veces envidiamos es una forma de idealizacion con el otro al cual amamos
    un abrazo muchachita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, Mucha
      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  21. gracias por el encanto de tus cuentos

    ResponderEliminar
  22. Querida amiga, feliz Semana Santa.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, muchisimas gracias por acordarte, aunque ande perdida con el tema de los blogs. no creo que tarde mucho en volver. Paa ti también una feliz Semana Santa. Un gran abrazo

      Fina

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario en "De aquí a la luna y vuelta"