domingo, 19 de mayo de 2013

EL CURA DE SANTA EULALIA DE PROBAOS (LEYENDAS 2)


LA TIERRA GALLEGA
SUS LEYENDAS




EL CURA DE SANTA EULALIA  DE PROBAOS

Ermita de San Juan de Medela

Según cuenta la leyenda, en Santa Eulalia de Probaos, parroquia perteneciente a Cesuras, un pueblo de la provincia de la Coruña, vivió un párroco cuyo nombre se desconoce, pero sus feligreses le bautizaron como "el cura de Santaia". Cuentan que era un hombre de una generosidad infinita  y muy querido por todos.

Cada año, en las fiestas del pueblo, preparaba un buen caldo gallego y un excelente pan de trigo e invitaba a todos los pobres del lugar a sentarse a su mesa; de este modo compartían todos juntos comida y amistad. Nunca pedía nada a cambio, pero en reconocimiento a esa generosidad sus convecinos le ayudaban cada año a hacer la trilla.

Todo iba muy bien hasta que un año llovió tanto que su cosecha se perdió por completo. A partir de entonces, y durante una serie de años, ocurrió lo mismo. Las lluvias se habían convertido en su enemigo. La desesperación era tal que ya no sabían que pensar. Relacionaron la influencia del demonio en todo aquello. Pensaron que quizás el resto de parroquias les tuvieran envidia por la gran generosidad de su párroco. Todo eran elucubraciones. Hasta llegaron a plantearse que quizá el diablo quisiera llevar a su cura por el camino de la negación de Dios.

Así, entre divagación y divagación pasó otro año y llegó la víspera de San Juan de Medela. Como de costumbre, acudieron todos los vecinos a casa de su párroco  para trillar la mies.

Aquel año iba a ser distinto. El cura, en sus cavilaciones, se había hecho el propósito de acabar con aquella mala suerte. Les dijo a sus feligreses que no se preocupasen de nada, que hicieran su trabajo y, lo más importante, que no huyesen vieran lo que vieran. Una vez les explicó todo eso sacó un armario de la bodega, lo colocó en la era y se metió dentro de él con un libro en sus manos y dispuesto a rezar.

No tardó mucho en llover y aquel año aún más fuerte que los anteriores. Se oyó un ensordecedor trueno al tiempo que caían del cielo dos zuecos enormes y detrás de ellos un ser contrahecho, peludo, semejante a un gigantesco mono, un extraño espíritu que bautizaron con el nombre de "Tronante Sacamuelas" y que era, según el señor cura, el causante de tantas tempestades. La tormenta continuaba y todo se oscurecía. El párroco salió del armario y entre conjuros y rezos ordenó que matasen al espíritu para que nunca más hiciese daño  a nadie. Los parroquianos empezaron a apalearle sin contemplaciones hasta que cesó la tormenta. Por fin, comenzó a salir el sol y  los feligreses pudieron continuar con su trabajo.
Fue al pie de la ermita de San Juan de Medela donde enterraron los zuecos y el mal espíritu.
Al año siguiente y ya roto el conjuro, el cura se sintió tranquilo porque cuando el cielo empezaba a oscurecer dando señales de tormenta , su voz iba exclamando sin titubear: "aparta nube negra de esta tierra que tenemos aquí enterrado al "Tronante Sacamuelas"   

39 comentarios:

  1. Esa foto tienes mil años!!!! Que buena!!!!! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja, ja, ja, la has reconocido, cielo. Unos cuantos años, sí tiene, sí. Era cerca de Cesuras ¿te acuerdas?. Papa es quien nos hizo la foto.
    Besos. Nos vemos mañana

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas leyendas, sobre todo cuando son contadas al amor de la lumbre en los días fríos y lluviosos del invierno. Bueno, esto era así antes, cuando yo era pequeña y aún no había televisión.

    Gracias por compartirla, Fina. Buena semana y besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también viví mis primeros años de niñez sin televisión, María. Como cambiaron los tiempos ¿eh?. Agradezco mucho tu comentario y te envio un fuerte abrazo, amiga

      Fina

      Eliminar
  4. UNA HISTORIA DE PELÍCULA!!! EXCELENTE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado esta leyenda con todos los ingredientes básicos del Entorno Galllego.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro, así es, la tierra gallega tiene tantas y tanta leyendas. De vez en cuando, alguna iré contándoos.

      Besos, amigo

      Fina

      Eliminar
  6. El bien y el mal, en este relato de tradiciones y costumbres que nos ofreces Fina, encuentro un deleite para la imaginación, sobre todo en el representarse cada lector al Tronante Sacamuelas. Algo encuentro del teatro de Lope de Vega en el castigo de parte del pueblo en Fuente Ovejuna, al matar al comendador opresor. La correspondencia entre lo dañino de algún acto (aquí la desproporción del recurso del agua, en una inundación reiterada) y la correspondencia en proporción con un castigo, con a muerte a palos del Sacamuelas Tronante, parece justo no una venganza.
    Esta última es cuando sobrepasa el castigo a la falta.
    Gracias Fina que me permites disfrutar y reflexionar acerca de lo importante de la solidaridad y la proporción de nuestros actos siempre en la sociedad y sus grupos. Sólo -Ojo por ojo y diente por diente-.
    Mi admiración de siempre Fina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, infinitas gracias desde el corazón por tu excelente comentario, por tu gran aporte de conocimientos, por supuesto, muchisimo mayores que los míos, dada tu faceta de profesora. Has enriquecido muy mucho esta entrada con tu modo de profundizar en esta leyenda ancestral. Cuando yo la escribí no lo hice desde la profundidad que tu lo has hecho, sólo me centré en la leyenda, y en compartirla con vosotros, pero tu aportación me ha hecho recordar mi época de estudiante y las enseñanzas que me fueron impartidas entonces, muchas de las cuales van quedando en el olvido si no se practican ( y los profesores sabéis mucho de eso). Siempre que alguien me hace refrescar, aunque sea un poquito,la memoria en el blog, lo que hago inmediantemente es acudir a internet y buscar la información pertinente. ¡Que de bueno tienen los blogs!, amiga Leticia. estoy muy contenta de haber iniciado esa andadura, de veras, de conoceros a tods vosotros, aunque sea virtualmente.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
    2. Con humildad y sonrojo recibo tu comentario Fina, y sí las personas afines siempre nos enriquecemos unos con otros , me pasa igual contigo Fina,la riqueza de tu búsqueda y encuentro resulta siempre con el brillo de un descubrimiento y sé que no sólo para mi. Muy agradecida a todos los que hemos ensanchado la red de convergencias y seguimos retroalimentando nuestra vida no sólo con nuestros Blogs. Gracias Fina nuevamente por ser y estar muy cerca a pesar de la distancia. Mi cariño y admiración de siempre.

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho esta historia, gracias querida Fina

    Un beso

    Ross

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga rossana. Me alegra que te haya gustado

      te mando un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  8. Historia muy bien narrada Fina, ¡Felicidades!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaas, amigo Rafael. Me alegra qeu te gustase esta leyenda

      Pasa un feliz día

      Fina

      Eliminar
  9. Es mi primera visita a tu blog y seguro que vendrán muchas mas, pues es muy ameno y me gusta mucho.

    Escribes de una forma, que te adentras en tu relato, y forma parte del mismo.
    Bonita leyenda. Precisamente también sale el diablo en lo que tengo ahora ùblicado en mi blog., Aunque de manera mas informal.

    Saludos, manolo (me quedo entre tus seguidores, si me lo permites)

    Mi blog: http://marinosinbarco.blogspot.com.es/

    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manolo, en primer lugar, bienvenido a mi blog y, en segundo, darte las gracias por las palabras que dedicas a mi trabajo. Me alegra que sea de tu agrado y, por supuesto, tenerte como nuevo seguidor. En cuanto pueda me pasaré por el tuyo.

      Un saludo cordial

      Fina

      Eliminar
  10. Amiga Fina, para mi era desconocido, pero me he empapado por la forma amena de relato. un fuerte abrazo, perdoma mi tardanza per he estado ausente desde el viernes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por estar siempre ahi, José.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  11. Muy interesante, en todas los pueblos hay leyendas que nos contaron los abuelos, aquí en Jaén hay varias muy curiosas aunque yo soy muy escéptica y no me las creo, al menos no como las cuentan. Puede que algo pasara, pero creo que se pone un poco más de fantasía.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien enriquecerse con lo que aqui nos compartes, entretenido tu publicación siempre un honor visitarte, un abrazo cariñoso.

      Eliminar
    2. Hola, ANA, en todos los pueblos existen leyendas que van pasando de generación en generación, consiguiendo mantener vivo su espíritu. Yo, al igual que tú, soy excética y no creo excesivamente en ellas, por lo que de surrealismo tienen, pero, sin embargo, sí que creo que por formar parte de la indiosincrasia de los habitantes de cada zona, lugar o país, nos acercan de un modo u otro a ellos y nos permiten "conocer", de alguna manera, su motus de vida.

      Gracias por tu aportación, amiga

      abrazos

      Fina

      Eliminar
    3. A tí, también, Karla, mi agradecimiento pòr tus palabras. Me alegra que te enriqueciese esta entrada. A mí, además, me enriquecen todos vuestros comentarios. Gracias

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  12. Querida Fina, las leyendas de esta naturaleza existen por doquier y tu me has enseñado una nueva y muy bien narrada.
    También me ha hecho recordar, como a Leticia, de Fuente Ovejuna, ahí nunca descubrieron al asesino ni pudieron castigar a nadie porque todos los habitantes del pueblo se unieron en un solo puño…y cuando preguntaban -Quien mató al Comendador-…todos respondían FUENTE OVEJUNA…Antes, se hacía el castigo por sus propias manos…las autoridades eran las más corruptas y abusadoras. Aunque ahora no ha cambiado mucho la cosa.
    Me ha gustado mucho leerte.
    Besos y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ceciely, esta leyenda del cura de Santa Eulalia, precisamente, la extraje de un libro inédito que escribí hace unos cuantos años sobre el pueblo donde nací: "CESURAS". La información la conseguí en una página Web que me facilitó el entonces alcalde de de mi pueblo durante unas vacaciones que estuvimos allí. Es decir, no es que yo conociese la historia, busqué la información.

      Bien por tu enriquecedor comentario y ya que haces mención a eso de que "no han cambiado tanto las cosas", pues llevas gran razón, Ceciely, todo se ha sofisticado más, eso sí, pero en el fondo, existen muchas situaciones equiparables con modos de actuar de nuestros antepasados, y precisamente no son de las buenas.

      Abrazos y gracias por compartir

      Fina

      Eliminar
  13. Fina: agradezco que compartas esta leyenda con tus lectores.

    Para mí enriqueces nuestro modo de ver el mundo.

    Un abrazo desde el sur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que dices es cierto, Elsa, porque las leyendas dicen mucho de los lugares y del modo de vida de sus gentes, aunque para ello sea necesario estudiar comos y porqués en profundidad.

      Besos

      Fina

      Eliminar
  14. Una historia bien gallega, fina, :)
    Estas historias me parece que tenian mucha relación con esas horas que la gente pasaba calentándose en la "lareira" y también con esa literatura oral que emerge de la cultura celta y su cristianización.
    A mi madre le encantaban!
    Aperta e bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ohma, contar historias y leyendas amenizando veladas alrededor de la lareira formaba parte de esa forma de vida en tiempo de nuestros abuelos.

      Bicos e boas noites, amiga

      Fina

      Eliminar
  15. Infinitas gracias querida y admirada amiga por concedernos el privilegio de ser testigos de tan interesante leyenda celta.
    Miles de besinos de esta amiga que te quiere un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, como siempre, Ozna. Para tí, también, besos y feliz noche

      Fina

      Eliminar
  16. Bonita leyenda querida Fina. Me encantan los libros de leyendas, acá en Argentina tenemos muchas parecidas.
    Un beso querida amiga, gracias por tus lindas palabras y por tu amistad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por compartir y estar siempre ahí, amiga Luján.

      Te envio un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  17. Querida amiga Fina:! Me encantó¡ Nuestra Galicia y sus gentes son entrañables a las cuales nos sumamos ambas. La belleza del relato me engrandece como gallega y lo más admirado la bondad del cura; es una pena que las jerarquias sean tan distintas a él; no se aproximan a la sencillez del pueblo: Deben de olvidad tanto bopato y dar más caridad. Como cristiana pienso así.
    Un biquiño gallego,
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa María, gracias por tu comentario y encantada que te haya gustado. Galicia es una tierra con un don especial, nostálgica y bella, fuerte pero tierna al mismo tiempo, sembrada de leyendas a cual más hermosa y fascinante.

      Por otro lado y como tu muy bien apuntas, el concepto de humildad anda escaso y la ostentación sobresale demasiado.

      Otro biquiño gallego para tí

      Fina

      Eliminar
  18. Todos tradicionales ocurridos en el mes de mayo. Dices cosas muy lindas de Galicia y estoy seguro que son como lodices. No conozco Galicia, pero al menos vivo en calle GALICIA en Rosario Argentina.
    Se que Galicia posee una amplia tradición musical. Su riqueza musical reside en la variedad de ritmos musicales así como de instrumentos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que casualidad que el nombre de tu calle se llama Galicia, Rober. Dices que no conoces las tierras gallegas, pues a quien le guste la naturaleza Galicia tiene lugares de ensueño, y a quien prefiera playas y costa las hay maravillosas. Y en cuanto a cultura, lugares de excepción como Santiago de Compostela, nadie, cuando viene a ese rincon de España deja de visitarlo.


      Te envio un abrazo

      Fina

      Eliminar
  19. Fina me atrapaste con tu relato me encanta como lo narras jaja me reí cuando llegué al mono me lo imaginé jajajaj ufff luego hablas de ese caldo gallego que la boca se me hizo agua que rico es ye ... he leído tanto y he visto tanto sobre la belleza de Galicia que jope ojala tengas la oportunidad de ir a conocerla sus paisajes y su mundo me tiene enamorada , m encantó muy bueno amiga feliz día desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aconsejo que visites Galicia, Beatriz, no te defraudará. Tiene tantos y tantos rincones de playa, de montaña, rurales, o urbanos a cual más maravilloso

      Un besazo

      Fina

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario en "De aquí a la luna y vuelta"