jueves, 22 de agosto de 2013

VENTANA INTERIOR ( CUENTOS Y RELATOS BREVES 8 )






Amigos míos:

Hoy, tras dos meses  de ausencia, retorno al blog. Aunque en mi última entrada ya os notifiqué que me ausentaría por un tiempo, no hice público el motivo que me llevó a ello. Han sido momentos muy duros en mi vida y no me sentía con fuerzas para nada; la privacidad mía y de mi familia estaba por encima de todas las cosas.  Ahora ya me encuentro algo mejor y superando poquito a poco el difícil trago que ha representado para mí  la pérdida de mamá acaecida tras un inesperado ingreso hospitalario  que se prolongó nueve días y aunque era ya mayor y la marcha de todos nosotros es ley de vida,  siempre cuesta mucho de asimilar. Se que debo seguir caminando pero también se que en ese camino me acompañan muchos recuerdos hermosos y esos son los que llevaré siempre en mi corazón. Ahora ya conocéis el motivo de mi alejamiento.




"JARDINERA TÚ QUE ENTRASTES
EN EL JARDÍN DEL AMOR
DE LAS FLORES QUE TÚ RIEGAS
DIME CUÁL ES LA MEJOR..."



¡CUÁNTO MAR DE AMOR DEJASTE EN MÍ!
¡CUÁNTO MAR DE AMOR, MADRE!




Agradezco de corazón a todos los que os habéis preocupado sin ni tan siquiera conocer el motivo de mi distanciamiento.


No me he olvidado de las letras, tampoco de vosotros; con calma y a partir de hoy, iré visitando vuestros blogs y comentando vuestros trabajos, y yo retorno al mío con este relato triste al tiempo que esperanzador y creo que con fondo suficiente para sacar alguna que otra conclusión.


Un abrazo

Os quiero

Fina





VENTANA INTERIOR




Cada mañana, al cruzar la avenida para dirigirme al trabajo, la observaba con detenimiento preguntándome que misterios encerraría aquel interior tan aislado del mundo. Llevaba demasiado tiempo cerrada. A diario, los rayos de sol intentaban atravesar aquella barrera sin conseguirlo; las noches pretendían regalarle sueños en vano; la lluvia, limpiar su semblante; el viento, auyentar las telarañas que la rodeaban. Protegida por visillos inmóviles, la misteriosa ventana ocultaba algún secreto y yo no sabía descifrarlo. Necesitaba esclarecer mis dudas de una vez por todas, indagar. Mi curiosidad había llegado a tal punto que aquella mañana de domingo crucé la avenida infringiendo por primera vez el código de circulación. Semáforo en rojo. Ningún coche. No podía esperar. No pude esperar. Me acerqué a ella y con la maestría de un cerrajero experimentado empecé a utilizar mi llave maestra para adentrarme en su interior; siempre con delicadeza, sin dañar, midiendo los movimientos, poco a poco. Fue muy difícil, pero mi perseverancia logró buenos resultados. La ventana se abrió. Lo que pude observar en su interior me hizo comprender todo. Una gran roca obstruía el paso, era menester quitarla de allí para que aquel espacio pudiese recibir la luz. Aliada con mi fuerza desplacé aquella piedra lejos del ventanal. La soledad, perdida la batalla, agachó la cabeza y huyó sin volver la vista atrás.



Ambas cruzamos de nuevo la avenida en dirección a la plaza de la Catedral. Carmen sonreía y yo me sentí feliz por ello. La soledad no volvería a acercarse a aquella ventana.

Escuché su voz, aún tímida, mientras su mano apretaba fuertemente la mía.

-       Gracias, Elena
-       No, no me las des, Carmen. Tú también me diste mucho sin saberlo, tú  
        también me diste mucho...

38 comentarios:

  1. Siento y hago mío tu dolor por la perdida de la rosa de tu amor, No quiero ofrecerte ninguna palabra de consuelo; pero si que sientas cerca muy cerca mi cariño y amor.
    Besos llenos de tenura

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Aquí estoy caminando de nuevo, porque la vida sigue, andré, y te doy las gracias de todo corazón por tus palabras y por tus buenos deseos.

      Te envio un fuerte abrazo

      Fina

      Eliminar
  2. Simplemente enviarte un abrazo y una sonrisa, porque la vida sigue, a pesar de todo y debemos enjuagar las lágrimas, (nunca el recuerdo del ser querido), y caminar de nuevo, con más alegría aún para decir a quien partió que sigue en nuestro corazón.
    Que tengas un lindo jueves querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafael, amigo mío. Gracias por estar, por seguirme y en estos momentos gracias por tus palabras y por tus ànimos.

      Pasaré en breve por tu blog.

      Un fuerta abrazo y también para tí un lindo jueves.

      Fina

      Eliminar
  3. Ambas se dieron mucho sin duda.
    El relato es bueno y conociendo tu presente no es difícil entender el mensaje,querida Fina.
    La pérdida de un ser querido ocasiona una brecha enorme en el corazón. Y es irreparable,los que teneis fe pensais de otra forma,pero otros no.
    Cada uno reacciona según...,hay que seguir lo que nos dicta nuestro yo.
    Perdí a mi marido con 39 años, tenía 3 hijos pequeños y sólo tenía un pensamiento: sacarlos a flote a ellos. A partir de ahí mi reacción ante la muerte es distinta a la mayoría. Perdí a mis padres, a mi hermano... Perdí. Pero no todo se pierde porque los retenemos en nuestra memoria.
    No hay palabras cuando la tristeza es profunda.
    Bicos, apertas, aloumiños, todo para tí,querida Fina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, Ohma, cada uno somos nosotros y nuestras circunstancias. Reaccionamos antes las desdichas o las alegrias de forma diferentes con toda seguridad, pero al mismo tiempo nos unen sentimientos similares, de ello estoy bien segura, porque de un modo u otro el corazón en esos casos nos dirige.

      Gracias por estar ahí, amiga mía, por tus palabras. Tú que has recorrido un largo camino de piedras ( agradezco la sinceridad vivencial que desgranas) sabes muy bien de lo que hablo y hablamos.

      Unha forte aperta desde el corazón

      Fina

      Eliminar
  4. No hay edad para sentir las pérdidas... Cuando se sufre así por una partida (aunque sepamos de memoria la "ley" de la vida) sólo demuestra el AMOR grande entre dos personas, donde obviamente una extrañará abundantemente mientras la otra por fin descansa de los afanes de este mundo. Y esta verdad será la que finalmente consuele el corazón,porque olvidar...eso JAMÁS.
    SÉ lo que sientes porque también lo viví, y sueño continuamente con ella, y lo mío ya lleva 15 años...

    MI ABRAZO GRANDE GRANDE, CON TODO MI CARIÑO, Y MUCHAS BENDICIONES DE PAZ PARA TU ALMA Y ESPÍRITU.

    Y a pesar del motivo justificable de tu ausencia, tengo que decirte que te extrañaba mucho, y ahora estoy FELIZ de tenerte cerquita nuevamente.

    Besos,amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras siempre tan cercanas aùn en la distancia, querida Maritza, y sabes que te agradezco mucho todo lo que me dices. Las letras nos han juntado de nuevo tras este impas y ahí estaremos , opinando y disfrutando de ellas.
      Te envio mientras un abrazo y un beso

      Fina

      Eliminar
  5. Fina, de la mano de tu relato " Ventana Interior ",surge en mi lectura una otredad que permanece en la oscuridad-soledad, Carmen, el otro yo de la narradora, Elena, la que con su llave maestra (su instinto de supervivencia), logra trascender la ventana y mover obstáculos, resolviendo así un arcano, volviendo a la luz ambas; las que son para mi lectora, una y la misma.
    Un gozo saber que has vuelto. Estás aquí de nuevo querida Fina.

    La madre es la raíz de todo ser viviente, la nueva vida sale de su vientre, se alimenta de su seno, durante su vida es un ejemplo y una guía. Ni que decirte... imaginamos todos el sentimiento que te embarga, su ausencia, pero... se que está contigo, nunca te abandona, y la miras desde tus ojos cuando te ves en el espejo. Te quiero Fina, bienvenida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amiga Leticia, ya sabes que aunque había dejado descansar las letras, siempre han permanecido en mí latentes y vivias.
      La lectura que das a mi relato me ha gustado. Ha sido tu forma de verlo y que se acerca muy mucho a lo que yo pretendí. Una salvedad: son dos personajes independientes, ambos atrapados en el dolor y la soledad; uno de ellos, la narradora, posee un gran instinto de supervivencia, lo que le falta a la otra. Decide luchar vistiéndose de generosidad, dando amor y cariño que es una forma de salir de su propia oscuridad y ambas lo consiguen. Ese apreton de mano es el mayor mensaje de una amistad que durará siempre.

      Gracias por todo Leticia, por tus palabras, por estar ahí. Un beso fuerte

      Fina

      Eliminar
    2. Sí Fina, son dos pero siento que son la misma porque "no puedes comprender en su totalidad , lo que no has experimentado" ,aquí son una, y así me refiero a que ambas son una. Besos y te repito, me ha tocado tu relato.

      Eliminar
    3. Seguramente no comprenda lo que no he experimentado. A tí te ha llegado de una forma muy profunda y especial mi relato, Leticia, lo has hecho "tuyo" (metafóricamente hablando)y es hermoso como puede un escrito llegar a nuestros puntos sensibles. Es bien cierto que cada lectura, relato, cuento, poema... es para sus lectores todo un mundo, con traducciones distintas para cada uno de ellos /nosotros, pero ninguna errónea.

      Eliminar
  6. ES MUY BUENO SACARLE POSITIVISMO A LAS ADVERSIDADES. GRAN TEXTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Reltih. Un abrazo para tí, también

      Fina

      Eliminar
  7. Existen demasiadas piedras obstruyendo ventanas aunque pocas llaves para abrirlas y apartar la piedra. Sólo las almas sensibles se percatan del problema y sólo con una enorme fuerza de voluntad se consigue que entre de nuevo la luz.
    Me gustó tu relato Fina.

    Mi más sentido pésame.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jerónimo, por tus palabras cercanas.

      Me alegra que te haya gustado este relato. Dadas las circunstancias del momento lo vi muy apropiado.

      Te envio un abrazo y que pases un feliz día amigo

      Fina

      Eliminar
  8. Fina,
    Que bueno tenerte de regreso. Se de tu tristeza. Y te acompaño, silenciosamente.
    Tu relato, maravilloso, profundo. La plaza Catedral esta en todas partes y en ninguna.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Natalia, por preocuparte en mi ausencia aun sin saber el motivo de ese alejamiento, pero ahora ya lo sabéis. Me alegra que te haya gustado mi relato, y es cierto, la plaza de la Catedral es un nombre tan genérico que en cualquier país puede aparecer.

      Un abrazo también para tí.

      Fina

      Eliminar
  9. Fina, buenos días.
    Mis condolencias por la partida de tu mamá.
    Me alegra que estes de vuelta, y que puedas hablar de ello, a veces eso también ayuda a superar algún dolor.
    Me encantó tu relato, su organización y sus alcances creativos que sugieren tanto!

    Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz, gracias a ti por esta aquí, por tus palabras y me alegra que mi relato te hayo transmitido cosas importantes y profundas.

      Un abrazo para ti

      Fina

      Eliminar
  10. Mi condolencia más sentida y sincera por la pérdida de tu madre, amiga Fina. Sabemos que es ley de la vida, mas, aunque sean muy mayores,no por eso dejamos de sentir la desolada sensación de orfandad.

    Yo la perdí siendo ella y yo, demasiado jóvenes aún, pero, mi padre que nos dejo ya de muy mayor, me hizo sentir lo mismo.

    Un abrazo muy, muy grande. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, gracias de corazón por tus palabras. Pero bueno, la vida sigue y yo quí estoy con mis letras de nuevo.

      Un abrazo para tí también

      Fina

      Eliminar
  11. La Pérdida de un Ser querido nos deja sin argumentos, sin motivaciones...suspendidos en un hilo de nostalgia y melancolía que es el que nos mantiene agarrados a esta Vida. Después ese hilo se hace más grueso, añadiendo Recuerdos y Vivencias que jamás se olvidarán...Desgraciadamente lo sé, porque mi Padre falleció hace más de un año y siempre está conmigo, en mi interior y mi corazón.
    El Relato ha estado magistral. Siempre hay que sacar esa roca de soledad que tapa y oprime la ventana de los sueños para dejar entrar la Luz...Precioso.
    Mis condolencias por esa pérdida irreparable de tu Madre.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias por tus palabras,Pedro y, como tú bien dices, como no quitemos esas piedras que nos encontramos en el camino muchas veces, mal vamos.

      Para tí también un abrazo.

      Fina

      Eliminar
  12. Querida amiga, yo sé lo que es perder una mamá. Me ha pasado hace 10 años pero lo siento como si fuese ayer. La extraño mucho.

    Como ella nadie te podrá querer, es un abrigo, un amor único y protector. Yo sé que te sigue y seguirá cuidando desde donde esté porque es la esencia de toda madre: velar por sus hijos. Te mando un beso grande y un abrazo y puedo compartir ese vacío que sientes. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia por tus palabras de ánimo, querida Luján, es grato sentirte aquí, sentiros aquí de nuevo. Todo se está poniendo en su sitio poco a poco, porque es lo que toca. También a ti te mando un beso y un abrazo desde el corazón.

      Fina.

      Eliminar
  13. ¡Hola Fina!
    Siento tu perdida.
    La nostalgia y la melancolía se muestran en esos momentos de tristeza.
    Pero la fuerza de la vida, del camino por andar, estará contigo recibe un fuerte abrazo.

    J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acercarte a ete rincón con tus palabras de apoyo, J.M.

      Saludos cordiales y que pases una buena semana

      Fina

      Eliminar
  14. Hola querida Fina, que puedo decirte, sé lo que estas pasando, entiendo muy bien tu perdida irreparable pero desde aqui, te envio mi sincero cariño un fuerte abrazo, que las fuerzas divinas desciendan y arrullen tu vida y familia, quedito acaricien tu alma y sientas que nos estas sola.
    Tu familia y amigos aqui estamos hecandote porras!! Para que nos ilumines con tu bella sonrisa.

    Hermosa entrada la que nos has regalado pese a tu pena, eres admirable, te admiro mucho y esta parte me encanta más!!

    La ventana se abrió. Lo que pude observar en su interior me hizo comprender todo. Una gran roca obstruía el paso, era menester quitarla de allí para que aquel espacio pudiese recibir la luz. Aliada con mi fuerza desplacé aquella piedra lejos del ventanal. La soledad, perdida la batalla, agachó la cabeza y huyó sin volver la vista atrás.

    Aferrate más a ella hoy más que nunca, gracia por dejarme tu dulce huellita en mi blog.

    Te envio mas abrazos cargados de energia positiva y asi difrutes de nuevo el sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un encanto Karla. Gracias por estas palabras tan generosas que me regalas. Me alegra que te gustase el relato. Hace ya un tiempo que lo escribí y consideré que era apropiado para el momento que estoy viviendo.

      Un abrazo fuerte también pra tí, y disfruta de un feliz martes

      Fina

      Eliminar
  15. Gracias por tus palabras querida amiga. Vine de vuelta para agradecerte que me hayas dejado un mensajito en Galatea. Hoy los vi a todos porque no me queda mucho tiempo. Gracias nuevamente por tomarte el tiempo de comentar en mis dos sitios.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  16. Hola Fina, entiendo tu dolor. Yo cuido de la mía y bien sé, que no será por mucho tiempo más. Es difícil aceptar que es la ley de la vida; pero lo es.
    De tu relato puedo decir, que la soledad siempre se aísla en rocas, piedras o cualquier montículo para no dejar que entre la luz. La perseverancia logra lo que la intuición nos dice.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, querida Taty, cuidala y ofrecele todo el cariño posible, porque el tiempo, como tú dices, pasa veloz, yo lo he podido comprobar. Gracias por la oportuna aportación que haces a mi relato y bienvenida a este rinconcito poético.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  17. Querida Fina te ebrazo en tu dolor tras la pérdida de tu mamá. Sé lo que eso significa, hace nueve años perdí a la mía, pero ella me dejó su inmenso amor.
    Tu relato es un trabajo de auto-sanación, es bueno ir pasando el luto emocional y poco a poco respirar hondo para ir abriendo las ventanas de la vida, siempre de la mano de las personas amadas.
    Te felicito y cuídate mucho.

    Te envío un fuerte y positivo abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mara, agradezco tus palabras que se convierten en ánimos para mí, y, sí, mi estado anímico está mejorando con el paso de los días. Así debe de ser. El relato de "VENTANA INTERIOR", no es reciente. Lo escribí hace ya algún tiempo, lo que sucede que lo vi muy oportuno para estos momentos de mi vida y tomé la determinación de publicarlo.

      Un abrazo y que pases una feliz tarde, amiga

      Fina

      Eliminar
    2. Y bienvenida seas tú también a mi blog. Gracias por tan bello comentario. Me alegra que comprendas el lenguaje de las flores, no todos entienden los significados.
      Abrazos siempre.

      Eliminar
  18. Hola, soy Kasioles, no sé si te sonará mi nombre pero, a partir de este momento, puedes contarme como otra más de tus amigas blogueras.
    Hay veces que los sentimientos generan energía, seguramente esa ha sido la causa de que hoy, por casualidad, llegase hasta tu blog.
    Estoy de vacaciones en el pueblo, pero he venido de compras a la ciudad y he dedicado un ratito para leer las entradas de algunos seguidores míos que, aunque no comento, les quiero y echo de menos.
    Pero tu caso es especial, pese a que aún no nos conocemos, hay algo que nos une:EL AMOR Y LA PÉRDIDA DE UNA MADRE A LA QUE TANTO HEMOS QUERIDO.
    Mi blog está dedicado a ella, la sigo recordando todos los días y sé que está a mi lado.
    Con estas letras, quisiera transmitirte mi apoyo, mi cariño y toda la fuerza necesaria para afrontar tan doloroso duelo.
    Si te sirve de consuelo, piensa que ella jamás te va a abandonar.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Kasioles, en primer lugar, bienvenida al blog, en segundo, agradecerte las palabras de ánimo que me dedicas, y en tercero, decirte que prometo pasarme por el tuyo con tiempo suficiente para poder curiosearlo con detenimiento y así comentarte.

      Un abrazo y que pases un feliz día

      Fina

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario en "De aquí a la luna y vuelta"