sábado, 13 de febrero de 2016

CAMINO A LA ESPERANZA ( CUENTOS Y RELATOS BREVES 24)




CAMINO A LA ESPERANZA
 

Una sonrisa esperanzadora se perfiló en aquella mirada, en aquellos labios que durante tantos meses permanecieron hibernados en las cuevas del no vivir, del no creer, del no poder aferrarse al timón de su propia realidad plantándole cara a ese enemigo a quien debía ganar la batalla. Pero la claridad había llamado a su puerta; fue como un derroche de propósitos internos que se desnudaban al viento. Una liberación. Una comunión de luz.


Oscurecía, pero la noche dibujaba estrellas que iluminaban su  semblate. Ningún temor. Carlos caminaba a su lado, solícito, pendiente a cada momento de ella, de sus reacciones, sus gestos, sus palabras. María le cogió la mano con una fuerza inusual, como aferrándose a la vida. Para ella, Carlos era su timón, su aliento, su amigo, su amante, la razón de su existencia. Caminaron y caminaron sin prisas; el tiempo no era primordial. Algún viandante rezagado desperezaba sus resacas tumbado en los bancos del paseo marítimo. El sonido de las olas armonizaba con la tranquilidad que derrochaba su interior. Eran notas de Vals. Abrazó a su marido, él la beso con la ternura de quien ama sin límites. Una ráfaga de viento sembró aromas salinos en su piel. ¡qué caudal de sensaciones! el pensamiento, aliado con sus deseos, les condujo hacia la orilla del mar; descalzos, desnudos, desinhibidos, se adentraron en sus aguas buscándose por fuera y por dentro, extasiados en locura, viviendo el momento más pleno de sus vidas.


Estaba siendo duro, muy duro, y quedaba todavía un largo camino por recorrer, pero María ya no tenía miedo. Estaba ganando la batalla al cáncer. Nadie la iba a detener.

41 comentarios:

  1. 24--3

    Se que vendrás dentro de poco tiempo. Llevas dos días avisando tu llegada y te pido que para cuando vengas, cambies tu nombre y no te llames muerte. Ya no te tengo miedo. Tanto luchar contra ti y al final siempre eres tú la que vence. Mi camino se acabará y pronto sabré que es el final. Solo espero que aparezcas. Nunca me he sentido tan indefensa y llena de valor. Mi deseo es morir cuando esté dormida, porque creo que la despedida será más dulce. Serás como una luz que entra por la noche en mi cuarto; sin hacer ruido ni alterar la tranquilidad de esta casa. No me haré la dormida...sé que en el fondo eres una amiga y te portarás bien conmigo. No despiertes a Daniel porque lleva varios días intranquilo y casi agotado. Déjale dormir.
    De siempre me has dado miedo por temor a perder lo que la vida me ha dado. Siempre te miraba como a una sombra oscura que hace desdichada a la familia; un esqueleto llevando al hombro una guadaña afilada dispuesta a segar la vida de cualquiera. Tu nombre siempre me dio miedo por eso ahora quiero que lo cambies. Cuando te presentes no reprocharé lo que me haces dejar en esta vida. Cuesta decir esto porque todo lo que voy a perder me costo mucho conseguirlo. Ahora soy consecuente con la suerte que me ha tocado...lo dejo todo pero me llevo el amor que dí y recibí.....

    ResponderEliminar
  2. Hace años que escribí lo anterior
    Ahora llega el cancer a mi casa
    Leer de mis propias palabras lo que escribí, me ha emocionado
    Ahora soy enfermero de mi padre

    Haganme un favor: Jamas dejen de escribir con el corazón. Venceremos al cáncer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo de tu padre, Buscador. En estos casos sobran más palabras.

      Por otro lado, y haciendo mención a tu comentario, pienso que cuando uno escribe siempre lo hace con el corazón.

      Feliz ainicio de semana

      Fina

      Eliminar
  3. Tu composición es una hermosa elegía, donde tus versos describen una historia tocada por la desgracia, pero a la vez, se yergue de entereza y reboza de amor (porque quien ama no claudica y mucho menos abandona). El cáncer, es un camino duro por recorrer y ello no solo implica la lucha del paciente, también compromete el apoyo de la familia y de los seres amados.
    Nuevamente, te declaro mi admiración, por la lucidez, fuerza y sentimientos expresados en tu obra, tocando de una manera limpia y nítida, la sensibilidad de tu lector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este tema quise que el dolor y amor caminasen de la mano porque es lo que más, por no decir lo único, que ayuda en la lucha, Juan Carlos.

      Gracias por tus generosas palabras, y...por cierto, no te situo y veo que no tienes ningún blog para poder acceder a él.

      Codial saludo

      Fina

      Eliminar
  4. Es algo muy duro, pero con una luz de esperanza siempre, aunque parezca remota.
    Un abrazo y mi solidaridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, la esperanza siempre se debe mantener a flote, no sólo en casos como el del personaje de esta historia, sino en cualquier momento de la vida que se necesite.

      Un abrazo, Rafael, y feliz semana

      Fina

      Eliminar
  5. Si, es cierto que estas situaciones deben de ser bastante duras y por tanto, el amor, el ánimo y la comunicación, tienen que ser muy importantes -así como una comunión de vida- para poder sobrellevarlo. Porque siempre se habla de la esperanza, esa que nunca se pierde; aunque son tantos los motivos por los que pienso habría que luchar, que el amor, la valentía, la comprensión, los cuidados y, sobretodo esa sinceridad mutua ante la cruda realidad, podrían ser incluso insuficientes; aunque solo es una opinión cuestionable, ya que por otra parte, pienso que quién tendría capacidad para opinar sobre ello, es aquel/lla que lo ha vivido ó lo está viviendo muy de cerca.
    En fin amiga, un tema delicado y duro, a la vez transparente, que no deja indiferente la sensibilidad de nadie; aunque casi siempre y, en parte es lógico, no queramos mencionarlo y siempre lo evitemos

    Te envío un abrazo. Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Juan. Hay que vivirlo en propia carne para poder opinar con todo el conocimiento de causa. Es verdad que quienes no lo hemos sufrido, dejamos fluir nuestras mejores intenciones a modo de palabras, y actitudes, intentando meternos en la piel del enfermo. Creo que en ese aspecto procuramos dar lo mejor de nosotros mismos, o eso quiero pensar.

      Agradezco mucho tu comentario, Juan. En tus reflexiones siempre hay algo con lo que me quedo.

      Un abrazo y feliz semana para tí

      Fina

      Eliminar
  6. Excelente y emotivo texto, amiga. Hermoso y triste a la vez, reflejando una realidad demasiado frecuente e inevitable.

    Buen domingo y un abrazo grande. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida María, demasiado frecuente y, como tu bien dices, inevitable. Más o menos, todos hemos tenido algún amigo, o familiar que ha pasado por ese trance, unos lo han superado, otros, no, por desgracia; por eso pienso que en mayor o menor medida, cada uno de nosotros estamos muy sensibilizados con el tema.

      Un abrazo y lindo inicio de semana

      Fina

      Eliminar
  7. Un emotivo y real relato muy hermoso y doloroso de una realidad que atañe a tantas personas, pero jamás hay que perder la esperanza para seguir ….

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto,la esperanza deberíamos llevarla siempre en nuestro equipaje, querida Sneyder. Gracias por tus palabras.

      Te mando un abrazo

      Fina

      Eliminar
  8. Situación difícil pero fiel reflejo de la realidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una dura realidad, ciertamente.
      Gracias por compartir, José Manuel.
      Te mando un abrazo y que tengas una linda semana

      Fina

      Eliminar
  9. Realidad constante en nuestro día a día...

    Un abrazo, que tengas una muy buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa, entre otras, son las piedras que uno se puede encontrar por el camino, querida Julia. Y, como suele decirse, cuando se encuentran, no toca otra mas que quitarlas.

      Linda semana para ti. Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  10. UN POST QUE INVITA A SEGUIR. GRACIAS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacia, ReltiH. Tema duro, pero real

      Un abrazo y linda semana

      Fina

      Eliminar
  11. uuuff eres entrañable FIna y gran escritora toca la fibra uuff como me duele ese tema me ha tocado de cerca es una héroe María !!!, precioso fotografía para el relato muy bella entrada un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Bea, es un tema duro, efectivamente.
      Que tengas lindo martes. Un abrazo
      Fina

      Eliminar
  12. La vida ofrece muchas pruebas, a veces difíciles como ésta que hoy nos compartes tan magistralmente.
    Un abrazo muy grande, Fina. Aproveché un préstamo de móvil para visitarte, dicho sin conexión :(

    ResponderEliminar
  13. Pues gracias por acercarte y comentar, Sara. Buen gesto por tu parte teniendo problemas con internet.
    Espero que se te solucione pronto el problema.

    Un abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
  14. Hola Fina
    Tu escrito llega en un momento en que un familiar ha sido diagnosticado con esta enfermedad. Un muchacho muy joven. Yo misma, un dia como ayer 16 de Febrero, hace 22 anos, fui diagnosticada con esa enfermedad, y aqui estoy contandolo y mas feliz que nunca. Buscador puso una frase muy cierta, sobre la aceptacion. Es lo unico que a uno le da paz y serenidad para vivir y transformar alquimicamente el dolor en luz. Escribi un libro, en aquella oportunidad, narrando mi experiencia con el cancer de mama. Se llama justamente "Existe la Luz" Los pocos ejemplares que tenia se quedaron en Caracas. En fin, me tocaste los recuerdos con tu escrito sobre todo en este momento. Pero, bueno, como eres mi amiga, te cuento estas cosas.
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú también me has tocado la fibra, Natali. Precisamente, sacar a la luz los casos; que las personas que lo han padecido se expresen, que expliquen como lo vivieron y como todo se puede superar con fuerza de voluntad, nunca perdiendo la esperanza, y mucho menos la sonrisa,con ganas de luchar, y lo que es muy importante, con el apoyo y el amor de la familia, de los amigos...eso es una terapia importantísima. La naturaleza es sabia y el cuerpo agradece todo eso en forma de "defensas" para la lucha para vencer a esos virus enemigos, pero, sobre todo, una gran medicina para los recien diágnosticados, para que desde un principio sepan que armas utilizar. Ya se que hablar dese la barrera es muy fácil, soy conscidente de ello, pero siento la necesidad de expresarme, Natali. Yo he tenido familiares muy cercanos a mi que pasaron por lo mismo, por eso que mi sensibilidad esté bastante a flor de piel.
      Lástima de ese libro que me comentas: "EXISTE LA LUZ", porque no estaría nada mal que saliese a la "LUZ" y valga la redundancia.

      Un gran abrazo, y...ya sabes, a la batalla, como cada día...

      Fina

      Eliminar
    2. Perseverar en la esperanza...
      Gracias querida Amiga Fina, si logro encontrar algun ejemplar, me das una direccion y te lo hare llegar.
      Abrazos de comienzo de fin de semana, que rico!!!!

      Eliminar
  15. Acabo de leer el post de Cristina sobre La Esperanza y ahora leo el tuyo Fina y el de Buscador. Cómo admiro a tod@s quienes toman de la mano a la esperanza y emprenden la lucha. Son verdaderamente guerrer@s de Luz. No puedo comentar, ahora, este tema... pero presiento la dura vivencia y la titánica lucha que se lleva. Muy buen texto nos dejas amiga. Felicitación.
    MI abrazo de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te agradezco el aporte, querida Ceciely. He vivido situaciones de familiares cercanos y menos cercanos que me sensibilizan mucho sobre este tema tan duro y lamentablemente tan habitual.

      Te mando un abrazo y un beso.

      Fina

      Eliminar
  16. Buen y bien construido texto, querida Fina.Siempre que te visito disfruto leyéndote, amiga.

    Un abrazo grande. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maria, el disfrute es mutuo.

      Un abrazo también para ti
      Fina

      Eliminar
  17. Cuan importante es tener una mano
    a la que aferrarse
    para seguir caminando.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los momentos dificiles, esa mano es vida, Marisa
      Un beso y gracias por compartir

      Fina

      Eliminar
  18. Ay Fina, que bonito relato, que tierno y romántico dentro de esa desgracia que no me esperaba al final.
    Que bello es tener a alguien que te pueda amar así y apoyarte en los malos momentos, sentirse arropada para poder afrontar con ánimo cualquier enfermedad que se pueda presentar, porque la soledad es un apoyo para todo lo contrario.
    Me ha encantado Fina, son de esas historias que te despiertan el sentimiento.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. Ay Fina, que bonito relato, que tierno y romántico dentro de esa desgracia que no me esperaba al final.
    Que bello es tener a alguien que te pueda amar así y apoyarte en los malos momentos, sentirse arropada para poder afrontar con ánimo cualquier enfermedad que se pueda presentar, porque la soledad es un apoyo para todo lo contrario.
    Me ha encantado Fina, son de esas historias que te despiertan el sentimiento.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuese por el apoyo y el cariño en eso momentos difíciles, la lucha para quienes esta en situación similar seria mucho mas complicado, querida Elda.
      Un abrazo y buen finde también para ti
      Fina

      Eliminar
  20. Tu relato es abrazo a la vida.¡Qué importante es tener al lado a alguien que nos quiera cuando las cosas vienen mal!Ese baño feliz en el mar,origen de toda vida,es una bella alegoría que nos dice que la vida es maravillosa en sí misma incluso cuando llegan los malos vientos a ella.Siempre hay que luchar contra ellos con una sonrisa.

    Abrazos amiga Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es primordial la lucha en los momentos difíciles, pero también hay que tener las herramientas, y el apoyo de los seres queridos es la más importante, es lo que pienso, amigo Joaquin.
      Gracias por compartir. Te mando un abrazo y que tengas lindo fin de semana

      Fina

      Eliminar
  21. Intenso y duro. Como la vida misma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Manuela, la vida no es de color de rosa, precisamente, hay que echarle reaños.

      Un abrazo

      Fina

      Eliminar
  22. Un abrazo grande... todo resuelto, vuelvo a tener conexión.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡ESTUPENDO!!

      Un abrazo y buen finde, Sara

      Fina

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario en "De aquí a la luna y vuelta"